Sobre Mi

Hola, me llamo Marta y he vivido durante más de 20 años con Trastorno de Ansiedad Generalizada. 

Un momento, ¿he dicho trastorno nada más presentarme?. 

Eso parece, lo siento por ser tan directa.

Un momento, ¿he dicho lo siento?. 

La verdad es que no lo siento. 

No, no lo siento en absoluto.

No siento ser sincera. 

No siento decir en voz alta lo que mucha gente espera que calle. 

No siento si incomoda a alguien que hable de lo que no se ve.

No siento hablar de algo contra lo que aún parece que existe un enorme estigma.

No siento dar un paso adelante si eso ayuda a una sola persona.

No, no lo siento en absoluto.

No siento contar mi historia. 


¿Sabes algo que sí siento? 

Siento que exista esa enfermedad.

Siento que existan muchas otras enfermedades mentales que son invisibles. 

Siento que no se hable de salud mental como se habla de la física. 

Siento que la salud mental siempre salga mal parada en la lista de prioridades.

Siento que porque no se vea no se reconozca.

Siento que las personas que la sufren se sientan incomprendidas.

Siento que me haya tocado a mi. 

Siento que le toque a millones de personas en el mundo también. 

Siento que no puedan hablar de ella como hablarían de haberse roto una pierna.

Siento que sufran como se sufre con estas cosas. 

Siento que tengan que pasar por todo ello. 


Pero, ¿sabes qué?. 

Mi enfermedad no fue el final de mi historia, sino el principio de una nueva vida.

No fue nada fácil, de hecho enfrentarme a ella es lo más difícil que he hecho en mi vida. Mucho más difícil que cualquier carrera y que cualquier máster. De muy lejos.

Pero, ¿la persona en la que me he tenido que convertir en el camino para ganarle día a día la batalla?.

Esa chica es más valiente de lo que jamás soñé ser (y puedes además leer mi historia completa AQUÍ).


En este vídeo quiero contarte mi historia para que veas que sí hay luz al final del túnel, aunque a veces no seamos capaces de verla, por muy larga y pesada que sea la tormenta. 


Creo que cada historia importa, así que me encantaría que nos dejases un poquito de la tuya en los comentarios. Es increíble el impacto que unas pocas palabras pueden tener en los demás, y creo que tu voz puede dejar una huella única en alguien, aquí y ahora. 


En este vídeo te cuento MI historia, pero ¿CUÁL ES LA TUYA?. 

Nunca tengas miedo de compartirla. 

Un buen momento para empezar puede ser ahora.

Déjanos la tuya en los comentarios.