¿Eres Esclavo de las Opiniones de los Demás?

ES MOMENTO DE LIBERARTE Y RECLAMAR LO QUE ES TUYO



Tenemos la manía de compararnos. Nos comparamos con las personas de nuestro círculo, con las personas de nuestra profesión, con las personas de nuestro país, con las personas que aparecen en las redes sociales… Comparamos nuestra vida con la fotografía de lo que otros proyectan de la suya, sea más o menos cierta en la realidad, y decidimos medirnos en base a ella.



Nos medimos por lo que nos dicen que valemos.

Nos medimos por la pequeña crítica que recibimos.

Nos medimos por el comentario en el que se cuestionaba nuestro valor.

Nos medimos por los que dudan de nosotros.

Nos medimos por los que alguna vez nos dijeron que no éramos suficiente.

Nos medimos por los que nunca apostaron por nosotros.

Nos medimos por lo que otros quieran pensar de una realidad que no conocen y nunca conocerán tanto como nosotros mismos.




¿Desde cuándo decidimos que nuestro poder estaba en unas manos que no fueran las nuestras?

¿Desde cuándo decidimos dejar las llaves de nuestra confianza en otro lugar que no fuera nuestra puerta?

¿Desde cuándo permitimos que el punto de vista de los demás alterase nuestra propia percepción de lo que somos y valemos?

¿Desde cuándo dejamos que los límites basados en experiencias ajenas nos impusieran los nuestros?

¿Desde cuándo permitimos que la opinión puntual de una persona en un momento dado dominase nuestro estado de ánimo?

¿Desde cuándo dejamos que las críticas externas nos hicieran pensar en rendirnos?




Es momento de poner fin a esta historia y reclamar lo que es tuyo.

Nadie como tú conoce quién eres.

Nadie como tú conoce las circunstancias, condiciones y hechos de tu vida.

Nadie como tú conoce tus problemas.

Nadie como tú conoce tus oportunidades.

Nadie como tú conoce tus debilidades.

Nadie como tú conoce tus fortalezas.

Nadie como tú sabe lo que es correcto para ti.

Nadie como tú sabe lo que va a hacerte feliz.

Nadie como tú sabe las experiencias que tienes que vivir.

Nadie como tú sabe la persona en que quieres convertirte.



Nadie es como tú.

Y eso es tu mayor regalo y tu mayor reto.

Acéptalo y atrévete a decidir por ti.



Nadie es como tú.

No seas tú esclavo de otros.




Las Claves de un Año Épico

Un Momento… ¿Quieres un Año Épico?

Haz Click Aquí y te Regalamos las CLAVES para Conseguirlo