Miedos vs. Sueños

Tú Decides Quién Gana 

Mieods vs Sueños Blog Header.jpg

 

De acuerdo a las leyes de la aerodinámica, el abejorro no debería ser capaz de volar.

Pero no lo sabe.

Así que vuela de todas formas.  

 

Dicen que los milagros empiezan a pasar cuando comenzamos a dar la misma energía a nuestros sueños que la que tendemos a regalar a nuestros miedos.  

 

Nelson Mandela decía, “Ojalá que tus decisiones reflejen tus esperanzas, no tus miedos”.

 

Y lo cierto es que tenía razón, porque todos tenemos miedos, todos tenemos dudas, inseguridades y preguntas que quizá nos aterre descubrir.  Pero el problema no son nuestros miedos en sí, que de un modo u otro nos acompañarán siempre que decidamos iniciar algo interesante en nuestras vidas, sino el poder que decidamos darles. Cuanto más importantes les hagamos, menos podremos crear, menos nos atreveremos a diseñar la vida que queremos, menos nos atreveremos a mirar más alto.  

 

La tendencia del miedo es la de preguntarse:

¿Qué podría salir mal?

 

Pero la tendencia que hace que las cosas sucedan, en cambio, se pregunta:

¿Qué pasaría si saliese bien?

 

Me pregunto cómo viviríamos y qué haríamos diferente si nos hiciésemos esta pregunta más a menudo.

 

Me pregunto qué oportunidades no dejaríamos pasar o qué ocasiones crearíamos.

 

Me pregunto, en definitiva, quién seríamos si nuestra vida estuviese menos marcada por lo que tememos que pase y más por lo que deseamos construir con ella.

 

Lo único realmente cierto es que todo el tiempo que pasemos centrados en nuestros miedos será tiempo que pasemos sin perseguir nuestros sueños.

 

Tú decides a dónde quieres mirar, pero recuerda, cada día cuenta.  

 

¿Qué harías si pudiese salir bien?

 

¿Y si mereciese la pena intentarlo?

 

 

¡Comenta más abajo y dinos qué harías tú HOY si pudiera salir bien!